martes, 15 de mayo de 2018

SCHOOL OF ROCK & ROLL de ACTU

     
El próximo proyecto de teatro musical inclusivo de ACTU es "SCHOOL OF ROCK & ROLL", una apuesta por las voces y la música en directo y basada en la película "School of Rock", dirigida por Richard Linklater, producida por Paramount Pictures y Nickelodeon Movies, con un presupuesto de 35 millones de dólares, protagonizada por Jack Black, estrenada en 2003 y una recaudación de 131 millones de dólares. La película fue muy bien recibida por la crítica, así como también la actuación de Jack Black. La clasificación global fue de 82 sobre 100, lo que indica "reconocimiento universal".

Argumento de la película
El guitarrista Dewey Finn (Jack Black) es un rockero revoltoso, es un rebelde en contra del sistema, completamente irreverente y un fanático creyente en el poder del rock and roll. Dewey está decidido a llevar a su grupo rockero No Vacancy hasta la victoria final en la versión local de la Batalla de Bandas, pero sus compañeros de grupo lo echan del mismo. Un día recibe una llamada que realmente era para su compañero de cuarto Ned, ex bajista de heavy metal y reformado a persona normal, y sin pensarlo mucho acepta el trabajo que en realidad le habían ofrecido a Ned, como profesor sustituto en la prestigiosa escuela primaria de Horace Green. Si bien no sabe lo que es dar clases, sabe ganarse la confianza de sus jóvenes estudiantes y decide montar un grupo de rock (llamado Escuela de Rock) dentro del aula, a escondidas y con los niños, con el objeto de concursar en la Batalla de las Bandas con el propósito de ganar dinero y conseguir fama.

Musical
En abril de 2013, Andrew Lloyd Webber manifestó el haber comprado los derechos para su puesta en escena y sus planes para adaptarla y convertirla en un musical basado en la película homónima. En otoño de 2015 se estrenó en Broadway. El autor de Jesucristo Superstar y Cats, volvió a los escenarios de la famosa avenida neoyorkina. El musical se enfocó más sobre los jóvenes y sus vidas que en el protagonista de la película. Sustituyendo, para ello, casi todos los temas de la película por nuevas composiciones, sobre todo debido a lo pesado que podría ser el poner en escena casi cuatro horas de “heavy metal”, manteniendo, tan solo, los temas más representativos de la película original.